Estado y calidad de las aguas

Estado y calidad de las aguas (NUEVO) 20210707

Con la entrada en vigor de la Directiva Marco del Agua los requisitos de control de calidad de las aguas aumentaron sustancialmente. De la idea tradicional de “calidad de las aguas”, en la que se evaluaban principalmente indicadores químicos y fisicoquímicos, se pasó al concepto más amplio de “estado de las aguas”, en el que se determinan, además de indicadores químicos y fisicoquímicos, elementos de calidad biológicos e hidromorfológicos.

De esta forma conseguimos determinar el grado de alteración que presentan nuestros ríos y lagos, respecto a sus condiciones naturales, si no hubiesen sido alteradas por el hombre.

Nuestra Oficina de Planificación Hidrológica realiza el control del estado y la calidad de nuestros ríos y aguas subterráneas, para su posterior evaluación.

Además, la Comisaría de Aguas autoriza los vertidos de aguas residuales a nuestros ríos y aguas subterráneas, dado que la Ley de Aguas prohíbe verter aguas o productos residuales que puedan contaminar las aguas sin autorización previa. En la autorización se fijan las concentraciones máximas de los contaminantes para que el vertido no deteriore la calidad de las aguas.

En este vídeo te mostramos parte del trabajo que realizan ambas unidades:

 Control de vertidos y del estado de nuestras aguas

¿Qué es la Directiva Marco del Agua?

En este breve vídeo te lo contamos:

 ¿Qué es la Directiva Marco del Agua?

¿Qué se entiende por estado de las masas de agua  ? ¿Cómo se controla? ¿Cómo se evalúa?

En este breve vídeo te lo contamos:

 ¿Qué es el estado de las masas de agua? ¿Cómo se controla? ¿Cómo se evalúa?

 

El estado de una masa de agua es el grado de alteración que presenta respecto a sus condiciones naturales, si no hubiese sido alterada por el hombre.

Para determinar y evaluar el estado de nuestras masas de agua se requieren programas de control del estado de las masas de agua superficiales y subterráneas.

  • En el caso de las aguas superficiales (ríos, lagos y embalses) medimos:  
    • la composición y abundancia de flora acuática (fitoplancton, macrófitos y diatomeas), invertebrados (insectos, arácnidos, crustáceos, moluscos…) y peces
    • parámetros químicos y fisicoquímicos, como pH, oxígeno disuelto, amonio, fosfatos y nitratos y, en función de la posible contaminación que puedan llegar a sufrir, otras sustancias como metales, plaguicidas, hidrocarburos aromáticos, etc.
    • variables hidromorfológicas, como los caudales, la continuidad del río, la profundidad y estructura de los lechos fluviales y la estructura de la zona ribereña
  • En las aguas subterráneas medimos:
    • el nivel de las aguas (conocido como nivel piezométrico)
    • parámetros químicos y fisicoquímicos, como pH, oxígeno disuelto, conductividad, cloruros, sulfatos, nitratos y, en función de la posible contaminación que puedan llegar a sufrir, otras sustancias como plaguicidas, metales, compuestos inorgánicos, entre otros

Una vez que disponemos de los resultados de los programas de control, aplicamos los sistemas de evaluación recogidos en la normativa y los interpretamos, incorporando la componente espacial y temporal.

¿Por qué hay que controlar y evaluar el estado de las masas de agua?

Porque, desde la entrada en vigor de la Directiva Marco del Agua, la planificación hidrológica ya no se orienta solo a satisfacer las demandas, sino que trata de lograr el buen estado de nuestros ríos y aguas subterráneas.

Por ello, los planes hidrológicos:

  • fijan objetivos medioambientales específicos para cada masa de agua
  • determinan las medidas que cada una de las administraciones debe aplicar en el ámbito de sus competencias para alcanzar los objetivos previstos
  • describen las redes de control para el seguimiento del estado de las aguas superficiales y subterráneas

Por tanto, el control y la evaluación del estado de las masas de agua nos permite identificar la necesidad de adoptar medidas para una masa de agua en concreto y evaluar si las medidas puestas en marcha han sido suficientes o se requiere adoptar nuevas medidas.

¿Dónde puedo consultar las redes de control de CHCantábrico?

Puedes consultar nuestra red de control y seguimiento del estado de las masas de agua superficiales en el visor cartográfico del Organismo o en los siguientes apartados:

Red de control y seguimiento del estado de las masas de agua superficiales

Red de control y seguimiento del estado cuantitativo de las masas de agua subterránea

¿Dónde puedo consultar el estado de las masas de agua de CHCantábrico?

El estado de nuestras masas de agua se determina al inicio de cada ciclo de planificación hidrológica (memoria, capítulo 7) y, anualmente, realizamos informes anuales de seguimiento de los Planes Hidrológicos, en los que, entre otros aspectos, se realiza el seguimiento del estado de las masas de agua superficial y subterráneas. Consulta la información en:

Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental

Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Oriental

En los siguientes apartados puedes consultar más información sobre el control y la evaluación del estado de las masas de agua:

Ir al apartado de Programas de control del estado de las masas de agua Ir al apartado de Evaluación del estado de las masas de agua